Un viaje conmovedor en Loja, Ecuador

Les invito a que conozcan a Sergio Arboleda. Tres días después de su nacimiento, Sergio descubrió que su hijo Andres sufria síndrome de Down . El no sabia nada acerca de esta enfermedad y empezó a entender lo que significaba para su hijo y para su familia. Dos maestros extranjeros, que trabajaban con niños discapacitados, le ayudaron a entender. Le dieron un libro sobre el síndrome que todavía tiene. Llevo a Andres a una clínica especializada en Loja donde recibio instrucion terapeutica para tratar al nino.

   

Hoy Andres tiene 11 anos y ayuda a sus padres a hacer las artesanías que venden a los turistas. Un préstamo de FACES de baja taza de interés ayuda a la familia para que  su micro-empresa crezca y permite  que alguien se quede todo el tiempo en casa para cuidar a Andre. Cuando uno conoce Andres, el sonrie y se emociona mucho cuando su padre toca una canción en uno de sus instrumentos musicales hechos a mano.

  

Les encontré a Sergio y a Andres cuando estaba trabajando para la fundación Grameen. Me asignaron a FACES por una semana, una organización de micro-finanzas en Loja Ecuador. FACES es una organización pequeña que ofrece prestamos a los Ecuatorianos que no tienen recursos bancarios. La organización hace su trabajo con un objetivo social muy importante; generar empleos para sus clientes.

Me han interesado durante mucho tiempo las micro-finanzas y decidi participar en un programa de la fundación Grameen que se llama ‘banqueros sin fronteras’. Los estudios mas recientes sobre las micro-finanzas indagan acerca de si estas sirven para mejorar o no el nivel de vida en situaciones de pobreza. Yo queria comprobarlo por mi misma. El proyecto en Ecuador me pareció perfecto – por que tenia la oportunidad de hablar en espanol y de visitar Ecuador.

   

Loja es conocida por su ambiente tranquilo y por su gente amable. Es un pueblo pequeño, de 200 000 habitantes que se extende de norte a sur rodeado por cerros verdes. Esta entre dos rios que dan espacios verdes a la ciudad. La ciudad es antigua, una de las primeras en Ecuador, establecida en 1548. Hay varias plazas lindas, iglesias bonitas y casas coloniales pintadas en diversos colores en el centro.

   

Tambien hay dos parques – el parque Jipiro en el norte y el parque Lineal en el sur. Vale la pena visitar los dos. Hay una colección de edificios de todos los continentes del mundo en el parque Jipiro mientras que el parque Lineal es mas tranquilo y allí los lojanos hacen gymnasia. Hay varios lugares desde dondese puede ver toda la ciudad y el valle.

Me quede en el hotel de San Sebastian, limpio y barato. La comida en Loja es muy rica. Muchos de los restaurantes sirven almuerzos – una sopa, pollo o puerco y algo dulce. Cuestan $2-3 – una ganga! Recomiendo también el restauran Mar y Cuba que ofrecen ceviches riquísimos. Después aconsejo el bar el Viejo Minero. Tiene un ambiente tranquilo, música buena y copas de vino chileno a $1.50! Resulta difícil irse. Igual que de Ecuador.

Este artículo también está disponible en Inglés.

This entry was posted in En Espanol and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.